antes de que te vayas

Los mejores remedios caseros para refrescar a tu perro mayor

libro antes de que te vayas

Conoce a Hugo en «Antes de que te vayas».

Descubre en mi libro cómo superar los obstáculos logísticos y emocionales que trae consigo el envejecimiento de tu perro.

Los perros son miembros muy queridos de nuestras familias. A medida que envejecen, es importante brindarles el cuidado y la atención adecuados para asegurarnos de que estén cómodos y felices, especialmente durante los meses de más calor. En este artículo, exploraremos los mejores remedios caseros para refrescar a tu perro mayor. Descubrirás consejos para mantener a tu perro fresco y seguro durante esta época.

Tabla de contenidos

A continuación, quiero darte algunos trucos y remedios caseros prácticos para refrescar a tu perro mayor este verano.

Cómo puedes reconocer si tu perro mayor tiene calor

Antes de profundizar en los remedios caseros para refrescar a tu perro mayor, es fundamental saber cómo reconocer los signos de insolación y golpes de calor en perros mayores. Los perros no pueden regular su temperatura corporal de la misma manera que las personas: por eso, son más propensos a sufrir golpes de calor, especialmente los perros sénior. 

Puedes sospechar que tu perro está sufriendo por un calor excesivo si observas alguno de estos signos:

  • Jadea sin parar y su respiración es muy rápida.
  • Tiene la lengua y las encías muy enrojecidas.
  • Parece que tiene falta de energía y está aletargado o débil.
  • Babea de forma muy abundante.
  • Vomita o tiene diarrea.

Si notas alguno de estos síntomas en tu perro mayor, es importante tomar medidas inmediatas para enfriarlo y evitar problemas de salud más graves. Consulta con tu veterinario por si tu perro mayor tiene riesgo de sufrir un golpe de calor. Para prevenirlo, puedes proteger a tu perro del calor con estos consejos y ayudarle a estar lo más fresco y cómodo posible este verano tan caluroso.

Dale agua fresca de forma constante

Tu perro mayor necesita estar hidratado y fresco durante los días calurosos. Asegúrate de que tenga acceso constante a agua fresca en un recipiente limpio. Si el agua se calienta o se ensucia, cámbiala todas las veces que haga falta para que sea apetecible para beber. 

Considera colocar varios recipientes de agua en diferentes áreas de tu casa o tu patio, especialmente en lugares sombreados. Esto hará que sea más fácil para tu perro mayor mantenerse hidratado sin tener que moverse demasiado.

Proporciona zonas frescas y con sombra

Es importante proporcionar a tu perro mayor zonas frescas y con sombra donde pueda descansar y relajarse durante el calor del día. Coloca una cama fresca y cómoda en un área sombreada de tu hogar o patio. Si tienes árboles en tu jardín, aprovecha la sombra natural. También puedes usar toldos o lonas para crear sombras adicionales. Recuerda que los perros mayores son más sensibles al calor, por lo que es vital que tengan un lugar fresco para descansar.

Nunca lo dejes dentro del coche aparcado, aunque esté a la sombra y con las ventanas abiertas: es muy peligroso porque podría sufrir un golpe de calor intenso en cuestión de pocos minutos.

Usa toallas húmedas y paños fríos

Una forma eficaz de refrescar a tu perro mayor es utilizando toallas húmedas y paños fríos. Moja una toalla en agua fresca (no helada) y colócala sobre el cuerpo de tu perro. Esto ayudará a reducir su temperatura corporal y proporcionar alivio inmediato. También puedes envolver un paño frío alrededor del cuello de tu perro para ayudar a mantenerlo fresco. Asegúrate de reemplazar las toallas y paños regularmente para mantenerlos frescos.

Dale a tu perro mayor baños refrescantes: lo agradecerá

Darle a tu perro mayor un baño refrescante es una excelente manera de ayudarlo a mantenerse fresco si está pasando mucho calor. Utiliza agua fresca pero no excesivamente fría, ya que el cambio brusco de temperatura puede causar problemas de salud en tu perro. Asegúrate de secarlo bien después del baño para evitar problemas de exceso de humedad en su pelo.

Dale juguetes y accesorios refrescantes a tu perro mayor

Existen juguetes y accesorios diseñados específicamente para mantener a los perros frescos durante los días calurosos. Algunas opciones incluyen juguetes rellenos con agua que puedes congelar, chalecos y collares refrigerantes que se colocan alrededor del cuerpo del perro, y alfombrillas que se enfrían con el contacto del cuerpo que ayudan a disipar el calor. Estos productos pueden brindarle a tu perro mayor horas de diversión y alivio durante el calor del verano.

Evita el ejercicio intenso en horas de más calor

En el cuidado de perros mayores en verano es vital limitar el ejercicio de tu perro mayor con las altas temperaturas, especialmente durante las horas más calurosas del día. Moverse demasiado puede aumentar la temperatura corporal de tu perro y ponerlo en riesgo de sufrir un golpe de calor. Opta por paseos más cortos y suaves durante las primeras horas de la mañana o las últimas de la tarde, cuando la temperatura es más fresca. Presta atención a las señales de fatiga en tu perro y permítele descansar cuando lo necesite.

Preguntas frecuentes sobre remedios caseros para refrescar a tu perro mayor

¿Cuál es la forma más efectiva de refrescar a un perro mayor?

La forma más efectiva de refrescar a un perro mayor es proporcionarle acceso constante a agua fresca, crear áreas frescas y sombreadas para descansar, y utilizar toallas húmedas y paños fríos para reducir su temperatura corporal. Además, es importante evitar el ejercicio intenso durante las horas de calor y utilizar juguetes y accesorios refrescantes diseñados específicamente para perros.

¿Puedo darle helado a mi perro mayor para refrescarlo?

No se recomienda darles helados para personas a los perros, especialmente a los perros mayores. Algunos perros no digieren bien la lactosa, lo que puede causar problemas digestivos. Además, el helado puede contener ingredientes que no son seguros para los perros, como el chocolate o los edulcorantes artificiales. En su lugar, opta por juguetes y golosinas especiales para perros que están diseñados para refrescarlos sin poner en riesgo su salud. 

En su lugar, puedes congelar agua o caldo de pollo natural sin sal en una cubitera y ofrecerle cubitos pequeños que le gustará lamer. En algunos sitios puedes encontrar helados fabricados para perros con ingredientes que no les hacen daño.

¿Es seguro dejar a mi perro en el coche durante el calor del verano?

No, nunca es seguro dejar a tu perro en el coche durante el calor del verano, incluso por períodos cortos de tiempo. El interior de un coche puede calentarse rápidamente, incluso con las ventanas entreabiertas. Esto puede llevar a un golpe de calor y poner en peligro la vida de tu perro. Siempre lleva a tu perro contigo o déjalo en casa en un ambiente fresco y seguro cuando salgas en días calurosos.

¿Debo afeitar el pelaje de mi perro para refrescarlo?

No se recomienda afeitar el pelaje de los perros como una forma de refrescarlos. El pelaje de un perro ayuda a proteger su piel de los rayos solares y a regular su temperatura corporal. Afeitarse el pelaje puede dejar a tu perro expuesto al sol y al riesgo de quemaduras solares. Consulta con tu veterinario para obtener recomendaciones sobre cómo manejar adecuadamente el pelaje de tu perro durante el calor.

¿Puedo usar protector solar en mi perro mayor?

Sí, algunos perros, especialmente aquellos con pelajes claros o piel sensible, pueden beneficiarse del uso de protector solar. Consulta con tu veterinario para obtener un protector solar adecuado para perros y sigue las instrucciones de aplicación. Evita el uso de protectores solares diseñados para humanos, ya que algunos ingredientes pueden ser tóxicos para los perros.

¿Qué debo hacer si mi perro sufre un golpe de calor?

Si sospechas que tu perro está sufriendo un golpe de calor, es importante actuar rápidamente. Lleva a tu perro a un lugar fresco y sombreado, suminístrale agua fresca y llévalo al veterinario de inmediato. Un golpe de calor puede ser potencialmente mortal, por lo que es crucial buscar atención veterinaria de emergencia.

Conclusión

Los perros mayores merecen nuestro amor y cuidado, especialmente durante los días calurosos del verano. Utilizando los remedios caseros mencionados en este artículo, puedes mantener a tu perro mayor fresco y cómodo mientras disfruta de la temporada de calor. Recuerda proporcionar acceso constante a agua fresca, crear áreas sombreadas, usar toallas húmedas y paños fríos, y evitar el ejercicio intenso en horas de calor. Además, aprovecha los juguetes y accesorios diseñados para mantener a los perros frescos. Siempre observa a tu perro y presta atención a las señales de que pueda estar sufriendo de calor y no olvides controlar su alrededor para evitar picaduras de insectos. Con el cuidado adecuado, tu perro mayor podrá disfrutar del verano de manera segura y feliz.

¿Conoces otros remedios para mantener a tu perro fresquito en verano? Cuéntame, te leo en comentarios.

Mercedes González autor libro antes de que te vayas

¡Hola! Soy Mercedes González.

Veterinaria especializada en perros mayores, comunicadora científica y autora del libro «Antes de que te vayas», dedicado al cuidado de los perros mayores.

Deja tu comentario

5 × uno =